Tipos de trastornos de disfunción sexual

Podemos clasificar los diferentes tipos de trastornos de disfunción sexual en cuatro categorías: trastornos de la excitación, trastornos del deseo sexual, trastornos de dolor y trastornos del orgasmo. A continuación te explicamos en qué consiste cada uno de ellos, a quién puede afectar y las posibles causas.

Tipos de trastornos de disfunción sexual

Trastornos de la excitación sexual

Antiguamente, los trastornos que hacían referencia a la excitación sexual eran conocidos como frigidez en las mujeres e impotencia en los hombres. Actualmente, la impotencia masculina recibe el nombre de disfunción eréctil y la frigidez femenina es conocnida por diferentes términos que describen problemas específicos, como por ejemplo, el deseo o la excitación.

Tanto en los hombres, como en las mujeres, estos trastornos pueden manifestarse como una aversión y/o rechazo al contacto sexual con una pareja. En los hombres puede relacionarse con el fracaso parcial o total para lograr o mantener una erección o la falta de excitación sexual y placer en la actividad sexual. En las mujeres también pueden existir causas físicas y médicas para estos trastornos de falta de deseo sexual, como por ejemplo, la disminución del flujo sanguíneo o la falta de lubricación vaginal.

Trastornos del deseo sexual

Los trastornos del deseo sexual o disminución de la libido son provocados por una falta o ausencia del deseo sexual o libido para la actividad sexual o las fantasías sexuales durante un periodo de tiempo.

Los trastornos del deseo sexual pueden incluir tanto la falta de deseo sexual por la pareja actual, como la falta de deseo sexual en general y la condición puede desencadenarse tanto después de un período de funcionamiento sexual normal, como después de un nivel bajo de actividad sexual.

Las causas de los trastornos del deseo sexual pueden ser muy variadas, pero entre las más comunes podemos incluir la disminución en la producción de estrógeno en las mujeres o de la testosterona tanto en los hombres, como en las mujeres, el embarazo, la edad, la fatiga, algunos medicamentos (como los antidepresivos) o enfermedades psiquiátricas, como la depresión y la ansiedad.

Trastornos de dolor sexual

Los trastornos de dolor sexual afectan casi exclusivamente a las mujeres. Estos trastornos se conocen como dispareunia, vaginismo y vulvodinia o vestibulitis vulvar. La disaperunia se refiere al coito doloroso, el vaginismo se refiere a un espasmo involuntario de los músculos de la pared vaginal que interfiere con el coito y la vulvodinia se refiere a las irritaciones de la piel en las zonas vaginales que también pueden causar dolor durante el coito.

Tipos de disfunción sexual

La dispareunia puede ser causada por la sequedad vaginal o la lubricación insuficiente en las mujeres. Las causas de una mala lubricación pueden ser varias, entre las que podemos incluir:

  • Excitación y estimulación sexuales insuficientes.
  • Cambios hormonales provocados ​​por la menopausia, el embarazo o la lactancia.
  • Irritación por cremas o geles anticonceptivos.
  • Miedo a las relaciones sexuales.
  • Ansiedad por las relaciones sexuales.

En el vaginismo, en cambio, no se han establecido unas causas específicas. Aunque se baraja la posibilidad que pueda deberse a un trauma sexual previo, como podría ser una violación o abuso sexual.

La vulvodinia o vestibulitis vulvar es una condición médica relacionada con problemas de la piel de las zonas vaginales y/o vulvares que provocan que las mujeres experimenten dolor y ardor durante las relaciones sexuales. En esta ocasión, la causa también es desconocida.

Trastornos del orgasmo

Los trastornos del orgasmo pueden incluir tanto el retraso, como la ausencia persistente del orgasmo después de una fase de excitación sexual normal. Los orígenes de este tipo de trastorno pueden ser físicos, psicológicos o farmacológicos. Algunos medicamentos antidepresivos tienen la capacidad de retrasar o eliminar el orgasmo. Por ese motivo, se debe estudiar a fondo la causa con el fin de poder tratarla debida y eficazmente.