Causas de la disfunción sexual

Hay muchos factores que pueden dar lugar a que una persona experimente una disfunción sexual. Estos pueden deberse a causas físicas o emocionales.

Causas de la disfunción sexual

La disfunción sexual puede deberse a factores emocionales, como problemas interpersonales o psicológicos. Los problemas personales pueden surgir de problemas matrimoniales o de la pareja o por una falta de confianza y comunicación abierta entre los miembros. Los problemas psicológicos pueden ser el resultado de la depresión, miedos sexuales, culpabilidad, trauma sexual anterior, trastornos sexuales, etc.

La disfunción sexual es especialmente común entre las personas que tienen trastornos de ansiedad. La ansiedad ordinaria, obviamente, puede causar disfunción eréctil en hombres sin problemas psiquiátricos, pero los trastornos clínicamente diagnosticables como el trastorno de pánico frecuentemente puede causar la evitación del coito y la eyaculación precoz.

El dolor durante la relación sexual es a menudo una comorbilidad de los trastornos de ansiedad en las mujeres.

La actividad sexual también puede verse afectada por factores físicos. Estos incluyen el uso de drogas, como el alcohol, la nicotina, los narcóticos, los estimulantes, los antihipertensivos, los antihistamínicos y algunos fármacos psicoterapéuticos.

Para las mujeres, cualquier cambio fisiológico que afecte al sistema reproductivo, como el síndrome premenstrual, el embarazo, el parto y la menopausia, pueden tener un efecto adverso sobre la libido.

En algunos casos, la disfunción eréctil puede ser debida a la falta de armonía de la pareja. En estos casos se recomiendan sesiones de terapia de pareja con la finalidad de arreglar esta situación.

Los cambios en la rutina, tales como suspender el consumo de tabaco, alcohol o drogas también puede ayudar en algunos tipos de disfunción eréctil.

Causas de la disfunción sexual

Algunos medicamentos como Viagra, Cialis y Levitra se han puesto a disposición de la población para ayudar con la disfunción eréctil. Estos medicamentos funcionan positivamente en aproximadamente el 60 % de los hombres afectados. En el resto, los medicamentos no tienen la capacidad curativa a causa de un diagnóstico equivocado o de una historia crónica.

Otro tipo de medicamento que es eficaz en aproximadamente el 85 % de los hombres es la farmacoterapia intracavernosa. Este medicamento es utilizado por empresas como el Boston Medical Group, Centros Médicos Rendimiento y médicos independientes y consiste en inyectar un fármaco vasodilatador directamente en el pene para estimular una erección.