Cuándo debo ir al médico por mis problemas sexuales

No todos los problemas sexuales requieren atención médica. Muchas personas tienen problemas sexuales temporales, generalmente debido a problemas de salud, a la ansiedad o al estrés en otra área de su vida.

Cuándo debo ir al médico por mis problemas sexuales

Si estás afligido por el problema o tienes miedo por si tu relación se puede ver amenazada, no tengas miedo o vergüenza de buscar ayuda externa. Si tu médico no puede ayudarte más allá de descartar problemas físicos, un consejero de salud mental debe ser capaz de ayudarte o dirigirte en la dirección correcta.

Cualquier problema sexual que persiste durante más de unas cuantas semanas vale la pena una visita al médico. El médico especialista descartará las causas médicas o medicamentos que pueden provocar el problema y te puede ofrecer asesoramiento en la resolución de otros tipos de problemas. El profesional de la salud puede ayudarte a resolver con exactitud cuál es el problema si no estás seguro. Puede referirte a otros especialistas si es necesario: un psicoterapeuta, un consejero matrimonial o un terapeuta sexual. Si las relaciones sexuales se vuelven dolorosas cuando antes no lo eran, por ejemplo, es posible que tengas una infección vaginal u otra condición médica que requiere atención inmediata.

Si tienes razones para creer que tienes una enfermedad de transmisión sexual, tanto tu pareja como tú debéis ser tratados de inmediato, al igual que otras parejas sexuales que cualquieras de los dos pueda tener.

Cualquier reacción inusual a la actividad sexual, tales como dolores de cabeza, dolores breves en el pecho o dolor en otras partes del cuerpo, también merecen una visita a tu médico.