Funciona la Viagra femenina para tratar la disfunción sexual por el uso de antidepresivos

La Viagra a menudo se prescribe para ayudar a la disfunción eréctil de los hombres, pero también ayuda a las mujeres que experimentan problemas sexuales por el uso de antidepresivos.

Funciona la Viagra femenina para tratar la disfunción sexual por el uso de antidepresivos

La disfunción sexual es un efecto secundario bien conocido de algunos antidepresivos, con un máximo de 70% de los hombres y las mujeres que toman antidepresivos informan problemas sexuales.

Es una de las principales razones por la que los pacientes con depresión dejan de tomar sus medicamentos.

Según algunos estudios las mujeres que son tratadas con un medicamento antidepresivo, al suministrarles Viagra, son más propensas a tener orgasmos.

La Viagra femenina hace aumentar el orgasmo y reduce el tiempo para alcanzarlo. Actualmente, una gran cantidad de mujeres que presentan disfunción sexual, son tratadas con Viagra.

Normalmente primero se suministra a la paciente una dosis de Viagra de 50 miligramos al día, se debe tomar una o dos horas antes de la actividad sexual y la dosis se podría aumentar a 100 miligramos.

Algunos de los antidepresivos que pueden causar disfunción sexual en las mujeres son: Celexa, Effexor, Paxil y Zoloft.

Una gran cantidad de pacientes que se medican con antidepresivos, acaban dejándolos a causa de sus problemas sexuales, por es razón era importante encontrar una solución.

Antes de iniciar los estudios referentes a la Viagra femenina, las mujeres reportaron una variedad de problemas sexuales, como la falta de libido, dificultad para excitarse o de lubricación vaginal, la falta de orgasmo o el retraso en alcanzar el orgasmo.

Los investigadores utilizaron medidas estándar para evaluar el funcionamiento sexual y las mujeres tenían que mantener un registro de su actividad sexual. También evaluaron los niveles hormonales.

Cuando el equipo de investigadores estudió el funcionamiento sexual en general, encontraron que el 73% de las mujeres que recibieron placebo no tuvo mejoría en el funcionamiento sexual, pero sólo el 28% de las mujeres que tomaban Viagra si que habían reportado alguna mejoría.

Cuando examinaron las medidas individuales, encontraron que las mujeres tratadas con Viagra fueron significativamente más propensas a alcanzar el orgasmo que los del grupo que tomaban placebo.

Cuando examinaron las medidas individuales, como el deseo o la lubricación, no encontraron diferencias significativas. Pero sí que hubo una diferencia significativa en la satisfacción de la pareja.

Cuanto mayores eran los niveles de testosterona en la mujer, mayores posibilidades de éxito tenía el tratamiento.

Las mujeres reportaron algunos efectos secundarios, como dolor de cabeza y trastornos visuales transitorios, pero nadie abandonaron el estudio debido a sus efectos secundarios.

Viagra femenina para tratar la disfunción sexual por el uso de antidepresivos

En aquellas mujeres que continuaron su dosis de antidepresivos, su depresión no empeoró durante el estudio, independientemente de su asignación a los grupos.

La evaluación de los niveles hormonales de la mujer antes de recetar Viagra para los problemas sexuales es importante, ya que la paciente debe tener unos niveles normales de testosterona para el éxito de este medicamento.

Lo que hace que las mujeres que toman Viagra con niveles de testosterona normales puedan llegar al orgasmo es que ésta actúa sobre el clítoris induciéndole sangre, lo que permite experimentar el orgasmo. La Viagra actúa sobre el pene de un hombre de la misma forma que lo hace sobre el clítoris de la mujer.

El hallazgo de que este medicamento no afectara al deseo o a la excitación no es ninguna sorpresa, ya que la Viagra nunca ha demostrado aumentar el deseo en hombres o en mujeres.