Las píldoras anticonceptivas pueden frenar el deseo sexual de las mujeres

Un nuevo estudio europeo ha descubierto que las mujeres que usan anticonceptivos hormonales como la píldora anticonceptiva tienen más probabilidades de sufrir disfunción sexual tales como reducción del deseo y la excitación que las mujeres que utilizan anticonceptivos no hormonales y las mujeres que no utilizan ningún método anticonceptivo.

Las píldoras anticonceptivas pueden frenar el deseo sexual de las mujeres

En el informe de The Journal of Sexual Medicine, los investigadores alemanes también demostraron que las mujeres que utilizaron anticonceptivos no hormonales, como los preservativos, se encontraban en un riesgo menor para la disfunción sexual femenina en comparación con las mujeres que no usaban ningún método anticonceptivo.

Existe un posible vínculo entre la anticoncepción hormonal y la disfunción sexual, aunque los estudios a menudo han producido resultados contradictorios.

La píldora y la disfunción sexual

Los investigadores dirigidos por Lisa-Maria Wallwiener de la Universidad de Heidelberg, en Alemania, encuestaron a más de 1.000 estudiantes de medicina acerca de su vida sexual y las opciones de anticoncepción. Más del 87 % de las estudiantes reportó haber usado anticonceptivos en los últimos seis meses. El ochenta por ciento dijo que estaban en relaciones estables, el 97% reportaron haber sido sexualmente activas en las cuatro semanas anteriores.

  • 32,4 % estaban en riesgo para la disfunción sexual femenina.
  • 8,7 % estaban en riesgo de trastorno orgasmo.
  • 5,8 % estaban en riesgo de trastorno del deseo sexual hipoactivo.
  • 2,6 % estaban en riesgo de problemas de satisfacción.
  • 1 % estaban en riesgo de trastorno de la excitación.
  • 1,2 % estaban en riesgo de disminución de la lubricación vaginal.
  • 1,1 % estaban en riesgo para el dolor sexual.
Las píldoras anticonceptivas y el deseo sexual

Además de las opciones de anticoncepción, el embarazo, el estrés, el tabaquismo, el estado civil y el deseo por ser madre, todo influye en la función sexual. Las mujeres que estaban en relaciones estables, no fumadoras, que no habían estado embarazadas y no estaban intentando activamente tener un bebé eran más propensas a usar los anticonceptivos orales, como la píldora anticonceptiva, según los informes del equipo de investigación. Las mujeres que no estaban en una relación estable con independencia de su uso de anticonceptivos tuvieron mayor deseo sexual, pero las puntuaciones en referencia al orgasmo, eran más bajas.

"Los problemas sexuales pueden tener un impacto negativo tanto en la calidad de vida como en el bienestar emocional, independientemente de la edad", dice Wallwiener, quien dirigió el estudio. La disfunción sexual femenina es un trastorno muy común, con una prevalencia estimada de alrededor de dos de cada cinco mujeres que tienen al menos una disfunción sexual y la queja más común parece ser un bajo deseo sexual".