Más preguntas sobre los problemas sexuales

¿Cuáles son las causas de una disminución del deseo sexual (libido)?

Una disminución del deseo sexual puede se una cosecuencia tanto de problemas psicológicos o emocionales como de condiciones médicas. La inhibición del deseo sexual o libido es un tipo de disfunción sexual que puede afectar a personas de ambos sexos. La reducción del deseo sexual puede estar asociada con los niveles bajos de testosterona en hombres. De la misma forma, las mujeres en la menopausia también pueden experimentar una disminución en su libido debido a su disminución de estrógeno.

Otras causas de la disminución del deseo sexual tanto en hombres como en mujeres pueden ser enfermedades crónicas y dolor crónico. En esta causa pueden combinarse tanto problemas psicológicos como médicos, ya que además de la enfermedad crónica el paciente puede estar sometido a situaciones de estrés provocadas por la enfermedad.

Otra de las causas para la disminución del deseo sexual tanto en hombres como en mujeres pueden ser ciertos medicamentos. Especialmente, algunos antidepresivos, pueden provocar esta reducción en la libido.

Más preguntas sobre los problemas sexuales

¿Qué tipos de impotencia sexual hay?

La impotencia es la incapacidad o falta de poder para realizar o llevar a cabo una acción. Por lo tanto, la impotencia sexual es la incapacidad que tiene una persona para realizar el acto sexual. Podemos encontrarnos con diversos tipos de impotencia sexual:

  • La impotencia coeundi: Se refiere a la Imposibilidad que puede tener una persona para llevar a cabo el coito.
  • La impotencia erigendi o más conocida como disfunción eréctil: Se refiere a la incapacidad de un hombre para conseguir y mantener la erección del pene.
  • La impotencia generandi: Se refiere a la incapacidad de procrear, aunque el individuo puede llevar a cabo la penetración. Esta impotencia es sinónimo de esterilidad.
  • La impotencia psíquica: Este tipo de impotencia no está provocada por causas físicas, sino por problemas psicológicos o emocionales y por procesos mentales.

¿Qué es el trastorno de la excitación sexual?

Cuando una mujer se excita sexualmente, su cuerpo normalmente experimenta la lubricación vaginal, algo de hinchazón y una sensación de hormigueo, sensación de calor en los genitales. También hay una sensación de excitación en su mente.

Las mujeres con trastorno de la excitación sexual, que es un tipo de disfunción sexual, puede deberse tanto a problemas físicos como mentales o emocionales.

Por ejemplo, una mujer puede sentirse excitada sexualmente en su mente, pero su cuerpo no puede pasar por el proceso físico de preparación para el sexo. O bien, su cuerpo puede responder, pero ella no puede sentirse excitada en su mente. En otros casos, ni su cuerpo ni su mente responde.

El trastorno de la excitación sexual puede ser causado por una enfermedad subyacente, tales como la diabetes o enfermedad vascular, que disminuye la sensación física en los genitales. Los desequilibrios hormonales, medicamentos y problemas de relación pueden ser otras causas.

El trastorno de la excitación sexual puede tratarse de muchas maneras. Algunas mujeres se benefician de la terapia sexual, cambios en la medicación o el uso de lubricantes vaginales o terapias de estrógeno.

Más preguntas sobre los problemas sexuales

¿Qué es la dispareunia?

El término "dispareunia" significa relaciones sexuales dolorosas. Se considera un tipo de disfunción sexual femenina. Una mujer puede sentir dolor en el inicio de la penetración o con penetración profunda. O, el dolor puede ocurrir sólo con algunas parejas sexuales específicas o en ciertas posturas.

Hay muchas razones por las que una mujer puede experimentar dolor durante el coito. Éstas que te mostramos a continuación son las más comunes:

  • Mala lubricación vaginal.
  • Condiciones médicas (como quistes ováricos o enfermedad inflamatoria pélvica).
  • Alergias.
  • Dispositivos de control de la natalidad que no se ajustan correctamente.
  • Problemas emocionales o de relación.
  • Vaginismo.

Muchos de estos problemas pueden ser tratados fácilmente bajo el cuidado de un médico.

En la actualidad, hay cuatro pastillas diferentes que se prescriben para la disfunción eréctil:

  • Sildenafil (Viagra).
  • Vardenafil (Levitra o Staxyn).
  • Tadalafil (Cialis).
  • Avanafil (Stendra).

¿Qué tipos de medicamentos se usan para tratar la disfunción eréctil?

Todos estos medicamentos son la fosfodiesterasa tipo 5 (PDE5) y permiten un mayor flujo de sangre al pene.

Básicamente, los cuatro medicamentos funcionan de la misma manera, pero tienen algunos ingredientes diferentes. Por lo tanto, sus resultados varían. Por ejemplo, la Viagra puede ser eficaz hasta cinco horas, pero una versión de Cialis puede trabajar hasta tres días. Algunos medicamentos se deben tomar con las comidas y algunos no. También pueden tener diferentes efectos secundarios. Tu médico puede ayudarte a hacer la elección correcta.