Qué es la disfunción sexual

La disfunción sexual o el mal funcionamiento sexual es cualquier dificultad que puede experimentar una persona o una pareja en cualquier etapa de una actividad sexual normal. En las etapas sexuales se deben incluir el deseo, la excitación o el orgasmo.

Qué es la disfunción sexual

Con la finalidad de poder obtener todos los beneficios de los tratamientos para la disfunción sexual, es decir gracias a los medicamentos y a las técnicas conductuales, es vital tener un enfoque global del problema.

Por lo tanto, se debe estudiar la historia sexual completa y evaluar otros problemas sexuales y la salud en general de la persona afectada por este problema. En muchos casos, las causas de la difunción sexual se basan en la ansiedad, un sentimiento de culpa, el estrés y la preocupación. Como ya has visto, en la mayoría de los casos no se trata de un problema físico, sino de un problema mental o un estado mental. Para poder gestionar correctamente un problema de disfunción sexual, se deben estudiar las prosibles causas.

Cuando un problema sexual no se trata adecuadamente o el tratamiento aplicado resulta ser insuficiente, es muy probable que el paciente note una mejoría de su situación de forma inmediata, aunque, el problema volverá a aparecer con el tiempo.

Cuando este ciclo continúa, muchos pacientes se creen con tanta vehemencia que su disfunción sexual es crónca, que entran en una espiral de fracaso que se va reforzando con el paso del tiempo. Esto hace que muchos pacientes no vuelvan a buscar ningún tipo de ayuda y sufran la disfunción sexual durante el resto de sus vidas.

Tipos y causas de la disfunción sexual

Por lo tanto, es importante obtener una evaluación completa por parte de los profesionales y los terapeutas capacitados para manejar problemas sexuales.

Toda esta información que te ofrecemos es buena para la adquisición de conocimientos sobre el funcionamiento sexual y los problemas sexuales, pero no para el autodiagnóstico y/o autoayuda.