Qué puedo comer para mejorar mi deseo sexual

Antes de decidir seguir una dieta para mejorar tu deseo sexual, tendrás que averiguar si hay una causa subyacente para la falta de este deseo. Y la mejor persona para ayudarte con esto sería a tu médico.

Qué puedo comer para mejorar mi deseo sexual

Las respuestas convincentes se basan en la investigación y a menudo, giran en torno a las condiciones médicas controladas. Afortunadamente, la dieta es un factor clave en el control de muchas de estas condiciones. He aquí algunos ejemplos:

Diabetes

Los hombres que tienen diabetes tienen tres veces más probabilidades de sufrir disfunción eréctil que los hombres que no tienen diabetes. Hasta un 35% de las mujeres con diabetes pueden experimentar una disminución o ausencia de la respuesta sexual.

Mantener el nivel de azúcar en la sangre bajo control es la clave. Una dieta rica en verduras, carnes magras, cereales enteros y frutas frescas y con cantidades limitadas de azúcar, cereales refinados y alimentos procesados ​​es una de las claves del éxito.

Obesidad

Hasta un 30% de las personas obesas que buscan ayuda para controlar su peso indican problemas con el deseo sexual y/o el rendimiento sexual. Un estudio mostró que un tercio de los hombres obesos con disfunción eréctil pueden recuperar su actividad sexual después de dos años de la adopción de conductas saludables, ejercicio regular y sobre todo la reducción de peso.

La clave de la dieta para bajar de peso es restringir las calorías y la mejor manera de hacer esto es a través de un plan que está individualizado para satisfacer tus preferencias y necesidades.

Alimentos para mejorar mi deseo sexual

Disfunción eréctil/Impotencia sexual

La dieta mediterránea rica en cereales enteros, frutas, verduras, legumbres, frutos secos y aceite de oliva podría ser eficaz en la reducción de la prevalencia de la disfunción eréctil en los hombres.

Además de todo esto, la presión arterial alta, el colesterol alto y la resistencia a la insulina también presentan una buena respuesta a esta dieta. Una vez más, la intervención dietética para estos sería comer una dieta alta en verduras, frutas, carnes magras, productos lácteos bajos en grasa y cereales integrales.

Las respuestas polémicas giran en torno a los llamados afrodisíacos. Los afrodisíacos se cree que son las sustancias que pueden mejorar el deseo sexual. Mientras los afrodisíacos no se basan en ninguna prueba científica, hay muchas personas que creen que funcionan. Los alimentos afrodisíacos más comunes son las ostras, el chocolate, el plátano, el aguacate, las nueces, el jengibre y las aceitunas.

El suplemento alimenticio DHEA (dehidroepiandrosterona) ha sido utilizado como un afrodisíaco. Este suplemento puede tener efectos secundarios y su uso debe ser aprobado por el médico. Recuerda que no hay evidencia para respaldar cualquiera de estos alimentos o suplementos y sobre todo tienes que limitar la cantidad que comes.