Remedios caseros para el trastorno del deseo sexual hipoactivo

El trastorno del deseo sexual hipoactivo (TDSH) es un trastorno bastante conocido que causa falta de interés en el sexo en lo que normalmente sería situaciones donde la excitación es común.

Remedios caseros para el trastorno del deseo sexual hipoactivo

También puede causar la falta de fantasías sexuales, asco o pánico total a la actividad sexual normal o depresión en las situaciones sexuales.

La condición ocurre en mujeres y hombres y puede estar presente sin ninguna causa subyacente o puede tener causas fisiológicas claras. En muchos casos, el TDSH es más problemático cuando una persona está en una relación con otra persona porque las expectativas no satisfechas de las relaciones sexuales en una estrecha relación como un matrimonio puede conducir a problemas matrimoniales.

La frigidez se refiere a la falta de deseo sexual o trastorno del deseo sexual hipoactivo en las mujeres. Ambos factores psicológicos y físicos pueden contribuir al desarrollo de un nivel bajo de libido.

El deseo sexual de una mujer puede verse afectada por ciertas condiciones médicas, como la diabetes, presión arterial alta, cáncer, problemas neurológicos y la enfermedad arterial coronaria. El trastorno de la excitación sexual femenina también puede ser causado por algunos medicamentos como los medicamentos de quimioterapia, medicamentos para la presión arterial y antidepresivos.

La pérdida del deseo sexual en las mujeres también puede ser causada por cambios hormonales debido al embarazo, la lactancia o la menopausia, el estrés, antecedentes de abuso sexual, la imagen negativa del cuerpo, la baja autoestima, el consumo de drogas y alcohol y la fatiga. Actualmente, no hay medicamentos disponibles para aumentar el deseo sexual de la mujer.

Por lo general, el tratamiento es multifacético y puede incluir terapia, educación sexual, modificaciones de estilo de vida y terapias de estrógeno y testosterona.

Los ejercicios son los mejores remedios caseros para aumentar el deseo sexual. Hay ejercicios abdominales, pélvicos y para las piernas. También debes tratar de reducir tus niveles de estrés, ya que los sentimientos de felicidad y comodidad pueden influir en el interés sexual.

Aunque no existe una evidencia clara de que los tratamientos naturales curan o mejoran el trastorno del deseo sexual hipoactivo, existen varias substancias que han demostrado resultados prometedores en los ensayos preliminares. Éstas son las siguientes:

DHEA

Alguna evidencia sugiere que la hormona dehidroepiandrosterona (DHEA) puede ser útil para mejorar la función sexual en las mujeres mayores, pero no en las mujeres más jóvenes.

La DHEA es producida por las glándulas suprarrenales. Los niveles de DHEA se declinan naturalmente con la edad y caen precipitadamente en los casos de insuficiencia suprarrenal. Debido a que tanto las personas de edad avanzada, como aquellas con insuficiencia suprarrenal reportan unos niveles bajos en la libido, varios estudios han examinado si el suplemento de DHEA puede aumentar la libido en estos grupos.

Una dosis única de DHEA de 300 mg podría incrementar el deseo sexual en mujeres pre o posmenopáusicas respectivamente.

Remedios naturales para el trastorno del deseo sexual hipoactivo

Arginina y Yohimbina

La yohimbina es un medicamento derivado de la corteza del árbol yohimbe. La yohimbina combinada con la arginina incrementa la excitación física. Estas dos sustancias funcionan cuando se combinan, solas no producen ningún efecto sobre el deseo sexual.

Nota: Yohimbina y la hierba yohimbina son sustancias relativamente peligrosas en general. Sólo deben utilizarse bajo supervisión médica.

Vitamina C

El consumo de vitamina C aumenta la libido. La vitamina C es una vitamina hidrosoluble, que se almacena en el cuerpo en cantidades muy limitadas y se excretan a través de la orina. Por lo tanto, es buena idea incluirlas en la dieta diaria.

Los principales alimentos que contienen vitamina C son las fresas, la papaya, el kiwi, la naranja y el mango. En cuanto a verduras, el pimiento crudo, el brócoli y la col rizada también son ricos en esta vitamina.

Cebollino o chive

El cebollino, una hierba con valor medicinal, tiene algunos minerales que pueden ayudar a la producción de hormonas sexuales. El consumo diario también es beneficioso para este tipo de trastorno. Los esteroides naturales contenidos en esta planta enredadera perenne aumentar la libido y mejora la vitalidad de la actividad sexual.

Muira Puama

El Muira Puama, muy conocido como madera de la potencia, es otra hierba que puede ser utilizada para el trastorno del deseo hipoactivo. Esta planta es conocida por sus propiedades estimulantes y afrodisíacas. Se cree que uno de los remedios caseros más eficaces para este problemas es tomar Muira Puama regularmente durante dos semanas.

Ashwamedha o jerez de invierno

Es uno más entre los remedios caseros pare este trastorno. Este es un poderoso tónico natural de deseo sexual y está disponible en una variedad de formas, incluyendo polvos, tinturas, extractos y cápsulas.

Jengibre

El Jengibre es un mejor y más fácilmente disponible remedio casero para el trastorno de deseo hipoactivo y se ha utilizado tradicionalmente en la medicina china como un afrodisíaco natural y potente. Tiene potencial para aumentar la circulación sanguínea en las partes inferiores del cuerpo de la mujer y para aumentar el deseo sexual tanto en hombres como en mujeres.

Damiana

La Damiana es también un afrodisíaco natural muy conocido. Incluye muchos alcaloides que nos dan la capacidad para aumentar el deseo sexual.

Semillas de alholva

Comer semillas de alholva puede mejorar el deseo sexual en las mujeres. Regula los niveles de estrógeno en el cuerpo y ayuda a tratar la sequedad vaginal. De hecho, hay ciertos alimentos que son excelentes remedios caseros para la frigidez y para las mujeres que sufren un bajo deseo sexual.

Ostras

Las ostras, con su alto contenido de Zinc, pueden estimular la producción de testosterona, una hormona que es esencial para mantener la salud sexual de las mujeres.

Aguacate

El aguacate es también un buen remedio para la frigidez. Aumenta el deseo sexual mediante la mejora de la función de las glándulas tiroideas, además es un alimento rico en vitamina C.

Maca

La Maca es otra fruta que se puede utilizar para esta condición. Su raíz tiene el poder de regular el equilibrio hormonal y la promoción de energía y resistencia en las mujeres.