Remedios caseros para la eyaculación precoz

La eyaculación precoz ocurre cuando un hombre eyacula antes de que cualquiera de las partes implicadas logre la satisfacción. Por lo general, no es una causa de preocupación si se produce con poca frecuencia. Pero los hombres que experimentan una eyaculación prematura regularmente pueden sufrir problemas de confianza y baja autoestima. También puede conducir a conflictos relacionales.

Remedios caseros para la eyaculación precoz

La eyaculación precoz es una queja común que afecta a un gran número de hombres de vez en cuando. Los estudios demuestran que 1 de cada 3 hombres pueden sufrir esta condición en algún momento de su vida. Las causas de la eyaculación precoz puede ser una combinación de factores físicos y mentales. Aunque muchos hombres se abstengan de buscar tratamiento debido a la vergüenza, hay que señalar que esta es una condición es tratable. Los tratamientos para la eyaculación precoz incluyen la medicación, asesoramiento y técnicas sexuales. En la mayoría de los casos, una combinación de terapias funciona bien.

A continuación te mostraremos algunos remedios caseros que puedes probar para tratar la EP, estos son los siguientes:

Cremas anestésicas

Las cremas anestésicas reducen la sensación en el pene y esto ayuda a retrasar la eyaculación. Deben aplicarse antes de la relación sexual y se deben limpiar una vez que tienes una sensación suficiente de embotamiento para retrasar la eyaculación. Algunos estudios han demostrado que las parejas femeninas pueden experimentar sensibilidad reducida en el área genital, incluso después de haber limpiado la solución anestésica. En algunos raros casos, estas aplicaciones tópicas pueden provocar una reacción alérgica.

Técnicas de relajación

Las técnicas de relajación pueden funcionar aliviando los sentimientos de ansiedad y haciendo frente al estrés.

Técnica de apretar

Uno de los métodos de la terapia sexual es la técnica de apretar. En esta técnica, la pareja comienza la actividad sexual que implica la estimulación del pene hasta que el hombre está a punto de eyacular. Entonces, el hombre o la pareja debe apretar la punta del pene y mantenerlo apretado durante algún tiempo hasta que el impulso desaparezca. Después de unos 30 segundos, el juego previo puede reanudarse de nuevo. Exprimir el pene reduce la erección y cuando la excitación sexual se produce de nuevo, se consigue una erección completa. En caso de que el hombre sienta la urgencia de eyacular de nuevo, el método de compresión puede ser repetido. Esto se puede hacer hasta que el hombre sea capaz de lograr la penetración vaginal sin eyacular.

Hablar con la pareja e involucrarla en el tratamiento

En los casos en que la eyaculación precoz es causada principalmente debido a conflictos relacionales entre la pareja, la comunicación adecuada es esencial. Ambos miembros deben discutir sus inquietudes y problemas y también deben estar dispuestos a probar varios enfoques para resolver el problema. Esto ayudará a reducir el estrés y la ansiedad de rendimiento sexual en gran medida. Es importante no colocar la culpa al otro y abordar el problema de una manera solidaria. Las parejas que no son capaces de resolver sus problemas por sí mismos deben consultar a un médico que luego puede recomendar la terapia.

Gingseng

La hierba ginseng también es ampliamente conocida por sus efectos positivos sobre los niveles hormonales en el cuerpo. El flujo de sangre hacia el pene se puede mejorar con la ayuda de la hierba Ginkgo Biloba. Esto le permite a un hombre tener una erección adecuada y también mejorar la resistencia sexual.

Remedios naturales para la eyaculación precoz

Dieta para la eyaculación precoz

La dieta para los que sufren de eyaculación precoz debe consistir en vitaminas y minerales, arándanos, cereales y huevos. Los huevos contienen las vitaminas A, B, D y E y junto con los minerales tales como el Zinc, selenio, calcio y hierro. Los huevos también proporcionan al cuerpo colesterol, que ayuda en la producción de las hormonas sexuales. Los cereales contienen ácido fólico que mejora el flujo de sangre y evita la obstrucción de las arterias. Cuando hay un flujo sano de sangre al pene, alcanzar y mantener una erección se vuelve más fácil. Los arándanos también mejoran la circulación de la sangre en la región genital. Sin embargo, deben ser consumidos con moderación, ya que en cantidades excesivas pueden resultar en diarrea.

Masturbarse primero

Masturbarse hasta el orgasmo una o dos horas antes de la relación sexual puede ayudar a retrasar la eyaculación durante el acto sexual.

Técnica de parada y arranque

Al masturbarte con la mano seca debes llegar casi al punto de la eyaculación y luego detenerte. Haz esto tres veces seguidas y la cuarta vez, permítete eyacular. Después de muchas sesiones de práctica, ganarás un poco de control. Entonces debes comenzar a aumentar la estimulación, primero mediante la lubricación de tu propia mano, a continuación, pedir a tu pareja que te masturbe y finalmente intentar esta técnica con la penetración vaginal. La práctica constante conducirá a los resultados esperados.

Evita la penetración

Evita la penetración en los primeros 15 minutos de hacer el amor. Céntrate en otro juego sexual para aliviar la presión.

Realiza ejercicios de Kegel

Los ejercicios de Kegel fortalecen el músculo pubococcígeo (PC), que se contrae durante el orgasmo; un músculo tonificado significa un mejor control. (Para localizar el músculo: Cuando orinas, tensas e interrumpes el flujo, lo que estás apretando es el músculo PC). Haz varias series de ejercicios de Kegel todos los días.