Remedios caseros para la eyaculación retardada

Hay dos tipos básicos de eyaculación retardada, en una participa la inhibición de los impulsos sexuales y en otra, implica una falta de deseo sexual.

Remedios caseros para la eyaculación retardada

La eyaculación retardada se convierte en un problema de pareja, no sólo en un problema de los hombres, sobre todo cuando la pareja está tratando de concebir. Por lo tanto, cualquier programa de tratamiento eficaz requiere una combinación adecuada de los métodos de tratamiento que trabajen juntos de manera efectiva.

Técnicas de estimulación guiada

Retrasar la eyaculación es un proceso inconsciente, causado por algo que inhibe la respuesta sexual del hombre, por lo que un acercamiento a tu dificultad eyaculatoria sería encontrar una forma de abandonar el control excesivo y aumentar la estimulación sexual que estás recibiendo hata llegar al punto de inevitabilidad eyaculatoria.

La primera técnica es utilizar algún tipo de proceso de desensibilización orientada que te permita eyacular de forma intravaginal. Y esto puede ser combinado con ejercicios de estimulación guiada utilizando el juego sexual y la fantasía sexual para expulsar de tu mente tus miedos al fracaso y reducir tu ansiedad por el rendimiento.

La desensibilización se tiene que hacer de manera creativa. Así, si un hombre sólo es capaz de eyacular sin su pareja actual, entonces el primer paso puede ser, literalmente, que se autoestimule hasta el punto de la eyaculación, en ausencia de su compañero/a.

El siguiente paso natural sería tener a la pareja en algún lugar de la casa, una habitación contigua, hasta finalmente, que se encuentre en la misma habitación.

Por supuesto, el hombre tiene que tener un alto nivel de excitación sexual durante todo el proceso, por lo que las técnicas para incrementarla y para reducir la ansiedad, son esenciales.

Remedios naturales para la eyaculación retardada

Creer en uno mismo

Todos los otros mitos erróneos y las falsas creencias que los hombres tienen en torno al sexo pueden inhibir su expresión sexual y la capacidad de eyacular. Eso significa que uno de los objetivos de cualquier programa de tratamiento debe ser dibujar éstos hacia fuera, examinarlos y reencuadrarlos en creencias más realistas e ideas sobre el sexo.

Así, por ejemplo, si un hombre cree que él no es capaz de dar lo suficiente a su pareja durante el coito, puede provocar que sea incapaz de conseguir su propio placer en las interacciones sexuales con su pareja.

La pareja siempre debe estar involucrado en el tratamiento, ya que puede creer que la eyaculación retardada sea de alguna manera una forma de rechazo.

Confiar en la pareja

Hablar con la pareja y exponer el problema puede ser el inicio para un tratamiento efectivo.